Buscar

HOY, AQUÍ Y AHORA !

Ayer es historia, mañana es un misterio, hoy es un regalo!

Categoría

Recetitas que invento

TORTILLA DE HOJAS DE REMOLACHA

Muy buenas tardes a todos!

Ya estoy aquí con una recetita muy original, nutritiva y sana:  una tortilla de hojas de remolacha, rellena de queso racletté.

Si si, sé que muchos de vosotros no sabíais que las hojas de remolacha se comen. Yo lo supe hace unos meses y enseguida compré remolachas porque soy de probarlo todo. Me advirtieron que tienen un ligero sabor amargo e intenso entonces, aunque soy de sabores fuertes, decidí hacerlas en tortilla y añadirle queso, por si acaso.

Sí que tienen un sabor particular pero delicioso, totalmente recomendables si os gustan las verduras de hoja verde. Si probáis y os gustan os invito a usarlas en otras recetas como hacéis con las acelgas o las espinacas, pues tienen muchos más nutrientes que estas.

Son una gran fuente de fibra, están llenas de antioxidantes (purifican la sangre y el hígado), son ricas en vitamina B6, magnesio, calcio y potasio.  Contienen vitaminas A, un gran porcentaje de vitamina K (que junto al calcio previenen la osteoporosis) y mucha vitamina C.

Para conservar todas sus propiedades yo las hice “al vapor”, si tenéis la oportunidad es lo más recomendable, dejándolas siempre “al dente”.

Como cualquier tortilla basta con mezclar las hojas con los huevos batidos (si no consumís yema podéis hacerla con claras), un poquito de sal y pimienta. Para que queden las tortillas esponjosas bato muy bien los huevos con una pizca de bicarbonato, que además es alcalinizante (o sea, mantiene el nivel correcto de acidez de nuestro organismo).

Como he contado no tolero bien el queso y cuanto más curado peor.  Pero el queso recletté lo consumo ocasionalmente cuando hago recetas dónde el queso cobra protagonismo y debe ser muy hilante, este cumple bien esa función, y lo tolero afortunadamente, eso si, con mucha moderación.

Una vez cuajada la masa por abajo y añadí el queso como veis en la foto, la doblé haciendo un “omelette” y le día la vuelta.

El resto depende del punto que vosotros queráis darle, a mi me gusta poco hecha y el queso muuuuy fundido 😉

El resultado lo tenéis en la foto de portada, tiene buena pinta verdad?. Probad y me contáis por favor y si os ocurren más ideas, compartidlas!.

Y por supuesto, os quedan las remolachas para consumir como más os guste.

Yo las consumo crudas en ensalada o en batido junto a otros vegetales, porque al cocerlas aumenta su índice glucemico y por tanto, su poder INFLAMATORIO.

Y bueno, os dejo para preparar la siguiente receta, espero que os haya gustado.

Besines.

 

 

 

 

 

 

Arroz de coliflor con verduritas y pescado.

El arroz de coliflor se puede conseguir de dos formas, con un rallador manual, lo cual conlleva demasiado tiempo y esfuerzo y, con un robot de cocina.  Yo uso la Thermomix pero cualquier picadora como muestra la foto, es suficiente.

 

Una vez obtenida la consistencia que buscábamos podemos darle varios usos, pero esta vez he hecho un rico arroz.  No he seguido los pasos de una receta sino que he usado ingredientes que tenía en la nevera y vosotros podéis hacer lo mismo (es sabido que el arroz, casa con todo).  El resultado ha sido un exquisito plato, sano, completo y muy anti-inflamatorio!.

Advierto que no voy a poner las cantidades pues lo hice todo a ojo pero afortunadamente esta vez, recuerdo la receta.

Procedimiento:

En primer lugar hice un sofrito de puerro, cebolla, pimiento verde, un trocito de raíz fresca de jengibre y zanahoria, todo muy picadito y con muy poquito aceite (AOVE), lo trituré junto a un ajo crudo pelado y unas hebras de azafrán y lo vertí todo en una sartén honda.

Agregué agua (esta vez no usé caldo porque ya lleva bastante sabor), apio cortado a trocitos, unas alcachofas frescas cortadas en 4 partes y un puñado de guisantes congelados y lo dejé todo cocer unos 5 minutos a fuego medio.  

Una vez transcurrido ese tiempo añadí el arroz de coliflor, sal, pimienta y cúrcuma e hizo chup chup hasta que comprobé que todo estaba casi en su punto.  Entonces agregué unas tiras de pimiento rojo asado (casero) y unos trozos de atún, lo dejé el tiempo suficiente para que se hiciera esto ultimo y listo!.

Espero que os haya gustado.  En breve voy a hacer otra receta con el arroz de coliflor que nada tiene que ver con el “arroz” y que seguro os va a resultar atractiva a aquellos que no consumís gluten.  La he hecho varias veces pero no tengo foto.  Mientras os invito a que probéis a hacer cualquier receta de arroz con la coliflor 😉

Y si a alguien le apetece compartir alguna receta “improvisada” la recibiré y publicaré con mucho gusto.

Gracias y besos.

 

 

 

 

 

 

 

Qué como hoy?

Llegas a casa y no tienes nada preparado! Abres la nevera y la despensa y dices, y ahora qué hago?

A quien no le ha pasado alguna vez que ante esta situación, se ha inventado una receta?

A mi me pasa mucho!.

El resultado normalmente es bueno, a veces incluso aplaudido, pero nunca me apunto estas recetas “improvisadas” y cuando quiero repetir o me las piden, no las recuerdo.

Este apartado va a ser una especie de diario de recetas inventadas que se abre a partir de hoy… esperando recordar algunas de las ya realizadas y que mi creatividad continúe… 

Veremos!

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: