Casi siempre he digerido regular la lactosa pero desde que llegó el Síndrome de Colon Irritable con la Fibromialgia, no la tolero en ninguna de sus formas así que, busco alternativas y si además son sanas, mejor que mejor.

Ya os he hablado de un grupo de Facebook que gestiona una querida amiga que se dedica al mundo de la nutrición y la naturopatía entre otras cosas (al final de esta entrada os dejaré el enlace). Se llama “Platos Sanos y Vida Saludable”. No es un grupo de recetas como tal, sino de información sobre un método de alimentación “antiinflamatorio”, método Font se llama y su nombre se debe al apellido de su creador, con quien trabaja mi amiga. Pero si que podéis encontrar recetas porque los miembros compartimos las que hacemos, intentando ser fieles a dicho método.

La receta que os propongo hoy la compartió hace tiempo una miembro del grupo, Mercedes (que hace unos platos exquisitos y muy atractivos) y desde entonces, estoy enganchada a ella porque es fácil, se elabora con pocos ingredientes y me encanta!

Ingredientes:

✅ 1 lata de leche de coco de 400 ml (es el contenido que suelen traer las latas).
✅ 1 sobre de agar-agar (de unos 6 grs). Yo lo uso de herbolario pero ahora se encuentra también en supermercados (p. ej. en Mercadona).
✅ 2 cucharadas de levadura nutricional (esta si se compra en herbolarios que yo sepa, pero podéis probar en grandes supermercados o por internet) Este va a ser el ingrediente que le dará el sabor a queso (además de tener muchas propiedades).
✅ 100 ml de agua fría.

Procedimiento:

Diluimos el agar-agar con el agua fría con una varilla.
Después añadimos la leche de coco y seguimos mezclando bien, sin que queden grumos.

Lo ponemos todo a hervir continuando mezclando con la varilla, así durante 2 minutos.

Retiramos y añadimos inmediatamente la levadura nutricional removiendo bien, que quede bien diluida y vertemos la mezcla en un molde (yo uso un tupper con tapa).

Dejamos enfriar y lo introducimos en la nevera unas horas. Veréis qué cuajadito queda y lo bien que se desmolda.

La foto es de la primera vez que lo hice, que es la única que tenía en mis archivos. Con la práctica después me ha ido saliendo más mono y más rico… 😊

Os aconsejo si me lo permitís, investigar un poco sobre las propiedades y los beneficios de los ingredientes de esta receta, para que seáis conscientes de todo lo bueno que aporta. ¡Espero que probéis y me contéis!

Y para despedirme os dejo el enlace del grupo de Facebook del que os he hablado, por si os apetece conocer el mencionado método antiinflamatorio y lo bien que lo pasamos compartiendo recetas mientras aprendemos.

Pinchar en el siguiente enlace:

https://www.facebook.com/groups/1191718857630504/watch_parties/

Besines.