Afortunadamente para todos los afectados de las “enfermedades de sensibilización central“, últimamente se están haciendo más campañas de concienciación sobre estas (aún es insuficiente pero por algo se empieza, es necesario empezar!).

Y es que al igual que otra enfermedad, hay que hacerlo con la sociedad y con el sistema sanitario, tal y como se hizo un día con el cáncer, o se está haciendo con el Alzheimer o la esclerosis múltiple, por ejemplo.  Si no se conoce, si no hay información sobre la repercusión que tiene y seguimos siendo invisibles, no hay INVESTIGACIÓN… Y la incomprensión es lo más frustrante que estamos viviendo pues nos nubla completamente la esperanza.

Solo tenéis que dedicarle unos escasos minutos, se trata de un testimonio tan claro que cualquiera es capaz de ponerse durante un momento, en el lugar de millones de personas que la sufrimos en el mundo.

GRACIAS!

 

 

Anuncios