Hola queridos compañeros de dolor y demás seguidores!

Hoy os quiero recordar que sigo varias páginas web o de Facebook que apoyan la investigación sobre la Fibromialgia.  En ellas leo muchos artículos de interés, historias, testimonios,… un poco de todo.  Me interesa más la información que me ayuda a entender esta enfermedad y a aprender a gestionarla para vivir un poquito mejor, la que aportan algunos médicos e investigadores y la de las asociaciones que nos demuestran diariamente que nos están apoyando, pero a veces es inevitable encontrarse con publicaciones que muestran la cruda realidad, sin filtros, a las cuales la sanidad y la sociedad, no debería dar la espalda.  En ellas se habla de la parte más triste y oculta de esta enfermedad…

Desde hace unos años los investigadores de este campo realizan estudios sobre la relación entre la Fibromialgia y el suicidio, y ya en el año 2010 los resultados fueron devastadores. Pero por algún motivo, apenas se habla de ello o incluso se oculta, y hace cuestión de pocas semanas leí un artículo actual que precisamente subrayaba esto, que parece que no quieran que el mundo lo sepa.

Supongo que al no tener aún idea del origen de la enfermedad están tan perdidos como nosotros los afectados, y no saben como afrontar este hecho.  Pero es algo muy serio y deberían hacer al algo al respecto, y para empezar, no estaría mal que informaran sobre el tema.

La página web http://www.fibromialgianoticias.com ha publicado una carta real del año 2013, de una chica cuya hermana mayor sufría de Fibromialgia y que actualmente la sufre ella también.  Con el permiso de esta fantástica página web os voy a dejar su enlace y me encantaría que todo el mundo la leyera y si sois tan amables por favor, compartirla para ayudar a millones de personas en el mundo que la sufrimos, porque existe una extremada ignorancia aun al respecto y demasiadas especulaciones erróneas.  Este TESTIMONIO REAL ya pulula desde hace poco por algunas redes sociales pero no lo suficiente, y seguro que muchos de vosotros no lo habéis leído y ahora, tenéis una nueva oportunidad.

La carta se titula MI HERMANA MAYOR

Con ella no pretendemos ir de víctimas sino ser solo un poquito más comprendidas pues la incomprensión de la sociedad (dicho incluso por los médicos) es nuestra peor enemiga!.  Con ella podréis también imaginar hasta qué punto llega nuestra desesperación y desolación. Ojalá que dando voz a tantas declaraciones aportadas por los propios enfermos de Fibromialgia, se toque la vena sensible de aquellos que pueden realmente hacer algo por nosotros.

Por favor, INVESTIGAD!!!

Gracias.