Llegas a casa y no tienes nada preparado! Abres la nevera y la despensa y dices, y ahora qué hago?

A quien no le ha pasado alguna vez que ante esta situación, se ha inventado una receta?

A mi me pasa mucho!.

El resultado normalmente es bueno, a veces incluso aplaudido, pero nunca me apunto estas recetas “improvisadas” y cuando quiero repetir o me las piden, no las recuerdo.

Este apartado va a ser una especie de diario de recetas inventadas que se abre a partir de hoy… esperando recordar algunas de las ya realizadas y que mi creatividad continúe… 

Veremos!