Fusionando mi pasión por la cocina con los talleres de nutrición que he realizado, más todos los conocimientos que voy sumando a través de libros, de páginas especializadas en comida sana en las redes sociales y como no, de mis amigos profesionales del bienestar y la salud… tomé la decisión de comenzar a hacer pan en casa.  

Es divertido, sano, económico y si encima podemos gozar de ese incomparable aroma que desprende el pan recién horneado ummmm… es una exquisitez!.

Os animáis vosotros también? Vamos!!!