A mi me ha parecido una buena idea, si me la hubieran propuesto no hubiera dudado, pero como nadie lo ha hecho salvo en la intimidad, decidí usar mi pequeño blog.

Y como respuesta a éste estoy recibiendo voces reprimidas que desean alzar su voz, porque qué mejor que conocer la historia desde dentro…

ABRAZOS DE ALGODÓN… (ésto lo entiende quien vive en mi mundo).