Cuando me diagnosticaron Fibromialgia, ya llevaba meses con medicación prescrita por los médicos para la “posible” enfermedad, mientras seguía dando mil vueltas de especialista a especialista, pruebas médicas, incertidumbre, cientos de preguntas sin contestar, ansiedad, descontrol de tu cuerpo, de tu mente y de tu vida,…  Es como, no diagnosticarte de cáncer pero te tratan con quimio mientras siguen estudiando tu caso.  Es normal?.  Pues no, no lo es pero para nosotros sí.  Y yo he tenido suerte dentro de lo que cabe porque, hay enfermos que pasan éste calvario durante años, de 5 a 7 incluso (doy fe por los muchos testimonios que me estoy encontrando a lo largo de éste nuevo camino). 

Afortunada?.  Bueno, siendo empática digo que si, porque en el centro y el sur de América lo pasan mucho peor, muchos de los enfermos ni tienen acceso a médicos y mucho menos a medicación.  Estoy conociendo historias verdaderamente duras en ésta etapa de mi vida y entonces si, tengo suerte después de todo.

Pero en ésta enfermedad la realidad es que no puedes dejar de ser a la vez egoísta, porque estás tan mal que nada te consuela, ni siquiera la frasecita… hay cosas peores!

Hoy no me voy a alagar más sobre todo porque, 14 meses de diagnóstico más todo lo anteriormente soportado durante años incluso (de lo que ya hablaré), no se pueden resumir en 10 minutos.  Ya iré hablando y compartiendo poco a poco!

No pretendo ir de víctima, ni airear a los cuatro vientos mi vida… Pero ésta experiencia (mucho más intensa y compleja de los que no padecéis algo parecido podáis imaginar) me ha hecho entender, ahora, que al igual que apoyo otras causas debo apoyar la mía propia.  Porque ahora entiendo por qué la llaman “la enfermedad invisible”, porque la sociedad no está concienciada, claro, no lo está ni la sanidad… Porque vivimos situaciones verdaderamente inhumanas y crueles.  Porque nos sentimos incomprendidos.  Porque no hay cura.  Porque debemos aceptar a toda costa una nueva vida sin calidad, por mil razones más que en otros momentos, en éste mi pequeño rinconcíto de mi blog, iré nombrando…

Una terapéuta que me trató hace unos años, antes de ser diagnosticada, me dijo… para qué quieres un blog si no te muestras tal y como eres?. No dejo últimamente de acordarme de sus palabras…  He pasado un infierno tragándome mis emociones con ésta nueva situación, me he aislado totalmente con el mundo entero y no soy yo, todos los enfermos de fibromialgia tienden al aislamiento y lo confirman los estudios sobre la misma. Hasta nosotros mismos pasamos un largo tiempo callados porque sentimos algo así como vergüenza, miedo,…   Es tan difícil explicarlo…  Pues bien, he dedicido darle otro giro a mi blog, al igual que lo ha hecho mi vida, y por qué no?.  Porque me acuerdo de esas palabras, por mis compañeros de fatigas, para que ésta enfermedad deje de ser INVISIBLE, para que otros testimonios tengan la oportunidad de dar voz a su dolor y por mil razones más, que igualmente iréis averiguando.

Y por qué he escrito justo hoy?.  Porque un día más, he amanecido con mal cuerpo como si tuviera gripe, porque nada más tomarme el café lo he vomitado, porque he pasado el día con náuseas, el abdomen tenso e hinchado, sin saber qué tomar, que comer, cómo hacer para tomarme las pastillas sin que mi estómago las rechace.  Nada más levantarme y encontrarme así he dicho, OTRO DÍA MÁS, vaya manera de empezar el día, todas las mañanas igual!.  Y encima se cree que la Fibromialgia son sólo dolores (insoportables) y fatiga crónica, que ya es mucho.  Pero es que no, nuestro día a día, nuestras noches, conviven con 100 síntomas diferentes entre ello varios síndromes.  Y cual es uno de los más comunes?, el síndrome de cólon irritable del cual ya he sido también diagnosticada, por fin.  Porque hace años ya tuve un brote muy grande y me hicieron todo tipo de pruebas muy moletas y la conclusión fue, que tenía nervios en el estómago (así pasamos años con todo hasta que llegan los diagnósticos). 

Sabéis qué es, pasar cada día de tu vida con náuseas y vómitos, con el intestino irritado, tomando 3 clases de pastillas para “intentar” aliviar los síntomas, controlando tu dieta?.  No?.  Pues ese es nuestro DÍA A DÍA.  Imaginad que humor tenemos por mucho que intentemos ser simpáticos, valientes y positivos, y del aspecto físico ni hablo!. Con lo que me gusta comer y lo difícil que se me hace, un gran placer se ha convertido en una prueba por superar todos los días, varias veces al día.

Y como cada vez somos más los que estamos reivindicando nuestro derecho, YO ME SUMO!.  Y espero poder ayudar a otros enfermos que se ahogan en su silencio y desesperación.

Y para finalizar aquí dejo un buen artículo que habla del síndrome de cólon irritable relacionado con la Fibromialgia, espero que ayude a quien necesita respuestas.

Sólo añadir que no me gusta tomar medicación (por no hablar del rechazo a sus efectos secundarios, y ese es otro tema que debemos afrontar, por si no tuviéramos bastante), que intento aliviar síntomas con la alimentación, infusiones, ejercicios de relajación y de respiración y tips varios,  y animo  a quien está pasando por lo mismo a probar con lo natural, que nada nos cura, pero algunos truquíllos alivian.  Sobre ello, según mi experiencia, también compartiré alguna cosita. 

Gracias por leerme y apoyar causa.

Feliz vida!

 

 

 

 

 

 

Anuncios