A partir de hoy quiero que forme parte de mi blog éste fantástico libro que a mi tanto me ayuda, esperando que sea de gran utilidad también para vosotros pues se trata de eso, de compartir!!!

Estoy hablando del gran diccionario de las dolencias y de las enfermedades, en relación con las emociones, de Jacques Martel.

Por supuesto que habrá de todo tipo de opiniones, y todas respetables. Evidentemente yo soy de las que cree que detrás de una dolencia física siempre hay de antesala emociones, pensamientos o actitudes negativos hacia nosotros mismos y/o hacia la vida que no sabemos gestionar o reprimimos y al final, encuentran su vía de escape en nuestro organismo.

Ésta mañana me levanté con ARDOR DE ESTÓMAGO y consulté con el libro y como ya estoy algo acostumbrada a éste mundillo me pregunté:  Qué será lo que no digiero y no es comida? Uhmmm

MENSAJE: Como bien indica su nombre el ardor de estómago es señal de que algo, una situación, un suceso, una persona,…me quema, me adifica, me endurece!

Debo preguntarme qué puede ser? Algo me me parece irritante, injusto y vivo interiormente mi impotencia. ¿Qué es lo que no consigo digerir? Tengo que observar mis sentimientos pues cuanto más reprima más ardor tendré.

Tal vez tenga incluso miedo a expresar mis necesidades, mis deseos y mis intenciones a nivel de corazón. Debo abrirme y estar pendiente de ello… no importa si me siento diferente a los demás!

Qué debo hacer? Conservo la calma y observo mi modo de ser, mis reacciones frente a las situaciones que vivo así como mi actitud frente a los acontecimientos cotidianos. Centrando mi atención a mi convicción de que, la vida es buena, y que mis necesidades se colman en el momento adecuado…

Mi estima personal aumenta así y mi ira contenida irá desapareciendo. TOMO EL MOMENTO CONVENIENTE PARA APRECIAR CADA MOMENTO DE “MI” VIDA y mi estómago va a mejor y el ardor menguando…

Después de leerlo cada cual hará su auto análisis, para mi resulta además divertido, es un modo diferente de conocernos mejor a nosotros mismos y si lo hacemos bien podremos tomar el control de nuestras emociones.

En cuanto a mi ardor pues, es cierto que tengo ira dentro de mi por una situación que ya no aguanto más y que yo misma me he creado. Creer que yo también me merezco que la vida sea bonita para mi y no avergonzarme por ello es mi solución…

Espero que os haya gustado!

Anuncios